Es originario del S.XVI. Alonso Fernández de Segura dispuso en su testamento que se fundase en Burguillos un convento de monjas de la Purísima Concepción, que tuviese anejo un hospital para pobres cuya existencia estuviese a cargo de las mismas monjas. El hospital no llegó a construirse, aunque éstas ejercían la caridad en una de las casas situadas frente a la entrada principal del convento. Su fundador les cedió una dehesa para el mantenimiento económico del convento.

Alonso Fernández de Segura era natural de Burguillos y canónigo de la catedral de Salamanca. Como curiosidad decir que, en una de las claúsulas de su testamento, prohíbe expresamente que el monasterio fuese alguna vez gestionado por frailes, incluso pidiendo su demolición en ese caso.

El convento fue la primera construcción de la plaza, en el momento en que la población comenzaba a extenderse hacia la parte llana, y poco a poco nuevas edificaciones surgieron a su alrededor.

La portada de la iglesia está hecha de granito labrada e incluye un escudo heráldico. Las monjas no comunicaban con el templo mediante esta entrada, sino por una puerta existente en la sacristía.

Portada de la iglesia Convento

Detalle de portada de la iglesia.


Convento de Religiosas Concepcionistas

Altar mayor de la capilla del convento.


La capilla del convento tiene una sola nave con bóveda de cañón. Tiene 5 retablos de estilo barroco, siendo el más llamativo el del altar mayor. Este altar está dedicado a la virgen que da nombre al convento. Esta talla se atribuye a Ruiz Amador.
En los laterales se encuentran los lienzos de San Joaquín y Santa Ana. Este retablo posiblemente fue realizado por un tallista de Jerez de los Caballeros. En él, un gran óvalo con un lienzo central de coronación a la Asunción de Nuestra Señora, y otros dos laterales superiores con San Francisco y Santa Clara respectivamente. También podemos observar a los cuatro Evangelistas.

En el lado de la Epístola están la capilla del Señor Atado a la Columna y el retablo de la Concepción y en el opuesto, los del Señor de la Piedad y la Virgen de la Soledad.

Otro elemento destacable es el púlpito, de hierro afiligranado con base de mármol.

Si miramos a los pies del altar mayor encontraremos una losa grande de mármol con un escudo que incluye el apellido del fundador (Segura). Su deseo era ser enterrado aquí, pero este no se cumplió.

La iglesia está rematada por una espadaña con una campana.

Quedó abierta al culto, como ayuda de parroquia.

Una vez que las monjas abandonaron el convento, tras la desamortización de Mendizábal en el S.XIX, el templo continuó siendo propiedad de la Iglesia, mientras que el resto de dependencias pasó a manos privadas, dándole diferentes usos a lo largo de los años.

Lo que hoy conocemos como el ayuntamiento, albergó al Cuartel de la Guardia Civil, oficinas municipales, escuela, los Juzgados de Paz y la sede de la Cámara Agraria Local y otras entidades y usos.

El resto del recinto se fue compartimentando, dando lugar a varias viviendas e incluso, actualmente, a un hotel, donde algunas habitaciones fueron anteriormente celdas de las monjas.

Convento de Religiosas Concepcionistas

Capilla del Señor Atado a la Columna.


El actual ayuntamiento fue objeto de una remodelación a principios del s.XXI. En él podemos observar los dos claustros, bajo y alto, que actualmente albergan las dependencias administrativas. En el claustro bajo encontramos uno de los dos pozos existentes; el otro ha quedado inserto en una de las estancias, debido a las distintas ampliaciones que en su momento tuvo el convento.

Todavía hoy podemos observar la configuración de las celdas de las monjas. Durante los trabajos de restauración se encontró la cripta donde las últimas monjas que habitaron el convento fueron enterradas.

Además se aprecia dónde estaban ubicados los tornos, que eran el nexo de unión y de comunicación entre la clausura y el mundo exterior.

La maquinaria original del reloj de la torre de la parroquia del siglo XIX está expuesta en el claustro alto del ayuntamiento.

Fuera de la plaza, dando a la calle Sanchez Barriga, tenemos un pequeño pilar adosado al muro de una vivienda particular que fue parte del convento.

Convento de Religiosas Concepcionistas

Vista exterior del Covento y actual Ayuntamiento.