La Plaza Alta fue el centro de la vida social y económica de Burguillos desde el siglo XV.

El entramado urbano que encontramos en torno a la plaza destaca por un carácter popular, fruto de nuestra herencia cultural. Las casas siguen la estética tradicional: tienen poca altura, muros gruesos, materiales propios del lugar, y están encaladas con fines estéticos, climatológicos, sanitarios y de protección del edificio.

En el inicio de la calle Badajoz se aprecia una casa de origen judío. Esta tiene una pequeña hendidura en la jamba izquierda de la puerta. Este elemento se denomina mezuzá y servía para colocar el pergamino con la oración diaria de la Torá, libro sagrado del Judaísmo. Este hecho demuestra la existencia de una comunidad judía importante en el núcleo.

Tomando como referencia el castillo, que marca el norte del núcleo urbano, al suroeste de la plaza destaca el antiguo Ayuntamiento. Tras una intervención reciente ha dejado al descubierto la arquería original de la fachada. Al noreste, el antiguo pósito municipal, que era el almacén de grano con el que el Concejo de Burguillos aseguraba el aprovisionamiento a toda la población.

Al este está la Casa del Corregidor y Cárcel Real. Es originaria del siglo XVI, tal y como nos muestra la inscripción de su fachada: Hizo estas Casas de Justicia i carcel de Burguillos. Acabose siendo Corregidor el Licenciado Isidro Picaro. 1584. Acompaña a esta inscripción un escudo.

Detalle de la fachada de la Casa del Corregidor

Detalle de la fachada de la Casa del Corregidor.


Patio de la Casa del Corregidor

La Casa del Corregidor y Cárcel Real actualmente es un centro cultural donde podemos ver varios espacios: una exposición permanente arqueológica, una etnográfica y otra minera. La sala de acceso al edificio recoge algunas maquetas de los monumentos o lugares más emblemáticos del municipio.


La muestra arqueológica acoge elementos hallados en el término de Burguillos del Cerro de diversos tipos y épocas. Existen desde utensilios prehistóricos hasta retablos de época moderna. Este edificio tiene un aljibe bien conservado gracias a su uso continuado hasta épocas tardías, y actualmente es visitable.

La muestra etnográfica contiene piezas destinadas a diversas actividades: utensilios para la vida campesina, para la artesanía, para la agricultura y para la ganadería. Estos elementos son importantes para entender la historia y la cultura de la zona rural del sur de la península.

El Museo Minero fue inaugurado en 2016.
Burguillos del Cerro es un referente dentro del ámbito minero mundial. Cuenta con una larga trayectoria minera que cesó en la década de los 70 del siglo XX. Consecuencia de esto, la Sierra del Cordel y las minas fueron declaradas Lugar de Interés Científico (LIC) en febrero de 2017.

Esta exposición cuenta con una colección de centenares de minerales, rocas y fósiles pertenecientes tanto a la localidad como al resto del mundo. Un espacio atractivo dentro del Museo Minero es la Sala Negra, una exposición donde los minerales con luminiscencia captan la luz y la reflectan en la oscuridad gracias a la luz ultravioleta, dando lugar a una increíble variedad de colores vibrantes.

Llegados a este punto tenemos la posibilidad de elegir por dónde continuar nuestra ruta. La primera alternativa lleva al castillo y a la Iglesia de Santa María de la Encina. La segunda conduce a la Iglesia de San Juan Bautista y a los cruceros.

Patio de la Casa del Corregidor

Patio de la Casa del Corregidor.